"Arromboidéese sobre el diván y disfrute de su filete frito sobre roca del Sáhara con extractos de moho amazónico, mientras lee posts de lo más interesantes"

3 may. 2012

De Damiselas a Guerreras (1)

Los castillos están atestados de princesas por rescatar, los bares están atestados de príncipes, los carceleros de princesas casi sin empleo y los dragones que custodian el palacio desempleados. Los cuentos donde las damiselas estaban en apuros y eran rescatadas por sus valientes y fornidos príncipes azules se acabó. Un nuevo cuento rescribe la historia donde nada esta donde debería estar. Los príncipes casados con hermosas damiselas, se han cansado de sus damiselas en apuros, las noches de encendida pasión, fueron sustituidas por llegadas a altas horas de la madrugada, el amor y romanticismos, fue sustituido por unas cuantas noches de encendida pasión con mujeres que no eran sus esposas, voces y escaso tiempo en el hogar, los elegantes vestidos, por viejos harapos, la elegancia que poseían por un gran valor y coraje. Los campos de batalla ahora tomados por las damas quien aburridas en sus casas sin otra cosa que hacer que limpiar, deciden luchar. Los príncipes ya cansados de entrenar ahora se van al bar a emborracharse. Las damas aprenden el arte de la espada. Un cuento de caballeros y princesas donde los papeles han cambiado drásticamente. De Damiselas a Guerreras Finales de la edad media. España - soy una princesa en apuros indefensa y no tengo quien me rescate ¡Oh mi caballero donde estáis! - pss princesa - la princesa se vuelve a mirar al carcelero - por si no lo sabía, “su príncipe azul” jamás vendrá, ahora debe de estar tomándose un par de birras con los demás caballeros y príncipes solteros. -¿¡y quien me rescatara del temible dragón y de vos, fuerte carcelero!? - pss quien sabe, tome mi espada, si viene alguien atáquelo con ella, me voy al bar de enfrente a tomarme unas birras y luego con alguna mujerzuela y luego quizás con mi esposa. - pero, me puedo escapar - pss tome las llaves, no veo bien que se quede aquí esperando a alguien que no aparecerá, salga y descubra mundo si así lo desea “princesa” Tras lazarle las llaves y la espada a la princesa se marcha sin mas. La princesa atónita mira la espada en su poder y las llaves, por mera curiosidad movió lentamente la espada, se cayo al suelo por el peso de la oxidada espada, pero sonrió al descubrir que le gustaba. Algunas horas después manejaba la espada con bastante soltura, no se caía, ni ella, ni la espada. Al regresar el carcelero borracho como una cuba le chiflo. - valla nada mal para ser una damisela indefensa, princesa, pruebe con esto, es más ligero - le lanzó una daga fina, bastante nueva y sumamente hermosa para la princesa - demuéstreme que tal sabe manejar esa daga - es hermosa - pss no esta mal para una dama, total me la regalaron con tres birras, ahora demuéstreme como sabe manejarla Con un tanto de miedo empezó a moverla, al ver lo ligera y fácil de manejar que era la cogio con más soltura y en media hora la manejaba con destreza y con una enorme sonrisa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More